Teléfono de la Esperanza utiliza cookies para mejorar su navegación y ofrecer contenidos de interés. Si sigues navegando estarás aceiptando su uso. Más información

Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Buscar noticias

otros accesos

Hemeroteca

Congreso de Psicología celebrado en Vitoria: “Prevenir el suicidio es posible, además de necesario y urgente”

Compartir en Facebook
3.679 personas se quitaron la vida en España en 2017, una media de 10 fallecidos al día. El suicidio lleva siendo la primera causa de muerte no natural durante 12 años. Y no remite. Pero se puede prevenir. Así lo afirma la psicóloga Susana Al-Halabí, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo, con quien hemos hablado con motivo de su participación en el Congreso Nacional de Psicología celebrado en Vitoria-Gasteiz.

 

Susana-Al-Halabi

Susana Al-Halabi

 

Prevenir el suicidio es posible, además es necesario y urgente hacerlo” afirma Susana. Según explica la psicóloga, cuando las personas con ideación suicida reciben la ayuda necesaria, no tienen inconveniente en seguir viviendo: “Hay que tener claro que estas personas no quieren morirse, lo que no quieren es seguir viviendo con ese sufrimiento“, aclara.Además, los pensamientos suicidas no son continuos, por lo que si se aprende a afrontar las crisis mediante técnicas, y a la vez se van solucionando los problemas personales, los resultados son muy positivos. “Todo requiere un funcionamiento muy bien engranado del sistema de salud” explica Susana, quien afirma que en los países donde se han puesto en marcha estrategias de prevención de suicidio, las tasas han descendido de manera considerable.

 

Pero explicar las causas que llevan a una persona a quitarse la vida “no es fácil, ya que no hay una única respuesta” afirma Al-Halabi: “Existen muchos factores de riesgo, algunos individuales, como la desesperanza y el sufrimiento. Pero también cobra especial relevancia el contexto, cuestiones sociales y culturales, ya que cada vez vivimos más aislados”.


  • Atentos a las señales

 

Para saber si una persona está en riesgo de suicidio, los amigos y familiares deben estar atentos a las señales que estos emiten. “Muchas personas sueltan frases del tipo ‘mejor no estaría aquí’ o ‘a ver si dejo de dar la lata’, y no hay que tomarlas como intentos de manipulación, sino como una señal de alerta” aclara. Los cambios en la conducta también hay que tenerlos en cuenta; dormir poco, cambios en el estado de ánimo, consumo de alcohol y otras drogas, uso patológico de internet o comportamientos extraños como comenzar regalar cosas valiosas.

 

Pedro-Villanueva

Pedro Villanueva

 

En el mejor de los casos, las personas con ideaciones suicidas buscan por sí mismas ayuda en profesionales o a través de otros medios como El Teléfono de la Esperanza. Pedro Villanueva, psicólogo y voluntario de esta ONG en Navarra, creó la herramienta ATENSIS tras detectar carencias de formación en conducta suicida en los voluntarios que atienden las llamadas.

 

El Teléfono de la Esperanza recibe alrededor de 120.000 llamadas al año. El 3% manifiestan ideaciones suicidas y el 12% tiene síntomas suicidas. “Es complicado detectar por teléfono todas las señales. Con ATENSIS, conforme se va atendiendo la llamada, el orientador va pulsando teclas dependiendo de los datos de la persona que llama. El propio programa gestiona esos datos hasta dar con una evaluación final. Si la llamada es de riesgo extremo, el sistema alerta directamente el 112, que acude de forma inmediata para atender la urgencia”, explica Pedro.

 

Para los casos de riesgo leve, “poder realizar un plan se seguimiento es vital para la prevención, está demostrado”. En la actualidad, el seguimiento no es posible, ya que las llamadas son anónimas, excepto cuando la persona está en riesgo extremo, y es necesario el consentimiento informado de la misma. “En Estados Unidos, en el 70% de las sedes de Lifeline se realizan seguimientos en todos los casos de riesgo leve. Aquí la propuesta está sobre la mesa, ojalá lo podamos hacer pronto” reclama Pedro.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que se dé visibilidad al suicidio con normalidad. “El mito y el tabú no ayudan a su abordaje” afirma Susana, “hay que hablar del suicidio como hablamos del cáncer o de los accidentes de tráfico”. Pedro Villanueva coincide con Al-Halabi: “La prensa debe hablar en positivo y con naturalidad, proporcionando información de ayuda”. Hablar adecuadamente del suicidio ayuda a prevenirlo.

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions