Teléfono de la Esperanza utiliza cookies para mejorar su navegación y ofrecer contenidos de interés. Si sigues navegando estarás aceiptando su uso. Más información

Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como unas palabras bondadosas"

Sigmund Freud, creador del psicoanálisis

Comunicación / Noticias

esquina cuadroesquina cuadro

Buscar noticias

otros accesos

Hemeroteca

«Ayudar a otros es una necesidad del ser humano»

Compartir en Facebook
Foto de «Ayudar a otros es una necesidad del ser humano»

Cada vez que alguien se decide a llamar al Teléfono de la Esperanza se pone en marcha todo un mecanismo orientado a comprender y ayudar a resolver el problema con el que acude. «Se abre un proceso de relación de ayuda, que es un encuentro entre personas en las que al menos una parte de ellas quiere ayudar al otro», explicó ayer Azucena García Portillo, psicóloga voluntaria del Teléfono de la Esperanza. En esa relación no solo participa la persona que solicita ayuda, también quien la ofrece. «El que ayuda lo hace por necesidad, es una necesidad en el ser humano. De esto solo te das cuenta cuando trabajas como voluntario, que a veces casi sales ganando más tú, que la persona a la que ayudas».

 

La psicóloga impartió en la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI) una conferencia titulada 'La necesidad de otro para sanarnos. Dinámicas psicológicas en la relación de ayuda'. Ante una veintena de asistentes, describió el proceso que afrontan quienes, como ella, se dedican a dar apoyo a las personas que se deciden a pedir amparo, lo que no siempre resulta fácil.

 

«Uno de los problemas al que nos enfrentamos con frecuencia es el relacional. «Cuando pedimos ayuda, nos situamos en una posición de vulnerabilidad, lo que conlleva sentimientos de debilidad, sobre todo en esta sociedad en la que se valora mucho más la fortaleza y la independencia», dijo.

 

A la hora de afrontar el proceso, García Portillo describe cuatro pasos fundamentales. Primero es comprender «mediante una comunicación empática, una escucha activa» para que la persona se abra. Después llega «la reestructuración, un cambio de perspectiva de la realidad». Un tercer paso sería el cambio de comportamiento para afrontar el problema y el cuarto es la finalización, que considera tanto o más importante que los anteriores. «Hay que finalizar ese proceso con tiempo, si se hace de manera abrupta puede causar un trauma», advirtió.

 

https://www.elcomercio.es/gijon/azucena-garcia-ayudar-20190605000631-ntvo.html

 

noticias anteriores

Ver más noticias »
esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions