Teléfono de la Esperanza
Asturias
Sede local de Asturias

"RAICES PARA VOLAR"

Teléfono985 22 55 40

Avda. de Bruselas, 4 bajo oviedo@telefonodelaesperanza.org

Menú

Últimas noticias

Ver todas las noticias »

«El 14% de los que llaman al Teléfono de la Esperanza tiene más de 65 años»

Los casos de soledad no deseada de personas mayores de 65 años y la «sobrecarga» de aquellas que además son cuidadoras de otras que padecen enfermedades como la demencia son las principales causas que llevan a la población mayor a llamar al Teléfono de la Esperanza. Este dispositivo es un recurso de atención inmediata que funciona las 24 horas y en el que responden voluntarios formados en escucha activa y atención en crisis. Así lo explica Rosa de Arquer, psicóloga de esta asociación, quien destaca entre las opciones que ofrece esta herramienta la escucha activa que permite que la persona se sienta acompañada al hablar con alguien. «El 85% de las llamadas es para poder hablar y compartir recuerdos o algún problema», cuenta De Arquer. Entre estas comunicaciones, «el 14% de los que llaman al Teléfono de la Esperanza de Asturias y el 20% de los que acuden a terapias de grupo y grupos de crecimiento personal tienen más de 65 años», detalla la psicóloga. En la actualidad, alrededor de un tercio de los voluntarios también son mayores de 65 años.

 

La soledad no deseada afecta, también en el Principado, de manera especial en las ciudades. «Asturias es una región muy envejecida, las familias son más pequeñas, los descendientes suelen estar ocupados en su desarrollo profesional o el cuidado de su propia familia y en muchas ocasiones se descuida la atención a las personas mayores», explicó. «En las ciudades las personas que viven solas pueden llegar a desconectarse de su entorno y que este no se dé cuenta. Resulta muy diferente en el entorno rural, en el que las visitas y los cuidados entre vecinos es algo que se hace de forma natural», sostiene.

 

Entre las reivindicaciones que plantea la psicóloga del Teléfono de la Esperanza está invertir más «en apoyo psicológico, más recursos de descanso de personas cuidadoras y una mejora en la educación y la cultura de los cuidados de las personas dentro del entorno familiar».

 

La Federación de Asociaciones de Mayores del Principado de Asturias (Fampa) es otra de las entidades que trabaja para combatir la soledad no deseada. «No vamos a consentir que una persona se muera en casa y pasen días» hasta que se sepa, indicó su presidenta Dolores San Martín. Por ello, la responsable reclamó la colaboración de la ciudadanía, de los vecinos y de los comercios locales en el caso de echar en falta a una persona de edad avanzada para que se interesen por ella e intenten localizarla.

 

Los expertos abogaban el pasado viernes por las nuevas tecnologías que avisan en caso de caída o de muerte, en el XVI Foro de Ética y Envejecimiento. En la actualidad y desde hace 25 años está en funcionamiento el servicio de teleasistencia de Cruz Roja. Maite Alonso es responsable de actividad de la asamblea local en Gijón y cifra en 3.548 usuarios los que se benefician de este servicio en la ciudad y alrededor de 10.000 los que disponen del mismo en Asturias. «La persona que tiene este servicio pulsa el medallón y es atendida desde la central mediante comunicación con manos libres por un dispositivo que hay en el domicilio. A continuación se le tranquiliza, se avisa a la persona de contacto y, si es necesario, también al servicio de emergencias», explicó Alonso. «La demanda de teleasistencia es de personas con discapacidad que viven con unos padres mayores pero la gran mayoría de los demandantes viven solos», dice.

 

https://www.elcomercio.es/asturias/llaman-telefono-esperanza-20191124010535-ntvo.html

© 2008 · Asociación Teléfono de la Esperanza · Reservados todos los derechos · Avda. de Bruselas, 4 bajo (985 22 55 40).