Suscríbete

Cuando existe la esperanza, todos los problemas son relativos

Terminos y condiciones de uso
Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo plantaría un árbol"

Martin Luther King, activista por los derechos civiles

Quiénes somos / Nuestra historia

esquina cuadroesquina cuadro

Desde el 1 de octubre de 1971


 

El Teléfono de la Esperanza  considera su fecha oficial de inicio el 1 de octubre de 1.971, en Sevilla. El impulsor de esta idea  fue Serafín Madrid, persona creativa y emprendedora, que anteriormente se había distinguido por la creación de otras obras sociales de vanguardia en España y en Suramérica.

El marco en el que surgió el Teléfono de la Esperanza fue la ciudad de San Juan de Dios, en Alcalá de Guadaira (Sevilla), creada también por Serafín Madrid, con un planteamiento totalmente progresista en el ámbito de la formación y rehabilitación de disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales. Junto al personal especializado en instituciones de rehabilitación, Serafín Madrid integró también un grupo amplio de especialistas en Psicología, Trabajo Social, Psiquiatría, Psicopedagogía y Psicoterapia, algo totalmente novedoso e incluso controvertido en aquellos tiempos. Además de las funciones de rehabilitación física y de enseñanza escolar y profesional, desarrolló todo un sistema de psicoterapia individual, terapia de grupo, tratamiento familiar y contacto con el medio social con un enfoque distinto del seguido en aquella época por otras instituciones asistenciales.

La creación del Teléfono de la Esperanza no fue obra de la casualidad ni de la improvisación, sino que fue fruto de un largo proceso de estudio y experimentación. Durante dos largos años, Serafín Madrid se dedicó con algunos profesionales de la Ciudad de San Juan de Dios a visitar las ciudades españolas más importantes para detectar los problemas psicosociales más acuciantes, y a tomar contacto con los organismos e instituciones existentes. Paulatinamente fue delimitando la problemática social más candente: la intervención en crisis en una sociedad en cambio.

Partidario convencido del  dicho  machadiano de que “se hace camino al andar”, Serafín  comenzó ilusionado el servicio telefónico en el marco de la Ciudad de S. Juan de Dios, con la colaboración de los profesionales y voluntarios del Centro. Estimulado por los resultados, en junio de 1.971, reunió y presidió una comisión integrada por sociólogos, psicólogos, médicos, trabajadores sociales, sacerdotes y representantes de diversos medios de comunicación social. El objetivo de aquellas jornadas de trabajo intenso era analizar los problemas humanos más graves de la sociedad, evaluar los prometedores resultados obtenidos a través del nuevo servicio por teléfono y seleccionar  los métodos más adecuados de acción eficaz y renovadora de cara al futuro.

Algunas de las conclusiones más importantes a las que llegó el grupo de expertos fueron las siguientes:

   1. La ayuda debe tener, esencialmente, una dimensión social.
   2. Utilización del teléfono (que estaba en pleno período de expansión en España), como medio rápido y eficaz de intervención en crisis.
   3. Atención preferente a los conflictos psicosociales más graves, actuando conjuntamente equipos de profesionales y equipos de voluntarios no profesionales, pero debidamente preparados.
   4. Atención especial a la familia, como elemento clave, e incorporación de técnicas de psicoterapia familiar en el abordaje de los problemas.

El resultado fue el compromiso de Serafín Madrid de consolidar la experiencia creando una red asistencial, integrando el teléfono como instrumento preferente de ayuda, pero sobre la base de un concepto total y radicalmente nuevo; no se trataba sólo de un servicio de ayuda a través del hilo telefónico, como existía en otras partes del mundo. Debería atender la problemática psíquica, familiar y psicosocial más acuciante, de modo técnico y especializado, tanto a nivel de la escucha por teléfono como en entrevistas personales con profesionales especialistas, cuidando también  la mentalización y la prevención social.

El día de la inauguración oficial del Teléfono de la Esperanza, con la nueva perspectiva, fue el 1 octubre de 1971. Inmediatamente se pudo apreciar un fenómeno que siguió produciéndose con mucha celeridad en días y meses posteriores: las llamadas procedían no sólo del área de Sevilla, sino que trascendían los límites de sus fronteras, y se recibían llamadas desde Valencia, Coruña, Zaragoza, Murcia y, sobre todo, desde Madrid. Desde la capital de España, especialmente durante la noche, se recibían un porcentaje de llamadas muy considerable.

Con el propósito de responder a esta demanda creó la Asociación Española del Teléfono de la Esperanza (ASETES), que rápidamente empezó a extenderse por toda la geografía nacional, impregnada de un espíritu de vanguardia. Su fundador, sin embargo, falleció en accidente de tráfico unos días antes de que el Teléfono de la Esperanza cumpliera su primer aniversario. Este duro golpe, sin embargo, no fue suficiente para terminar con el vigor de la institución. Inmediatamente asumió las riendas de la entidad su hermano Pedro Madrid que con gran entusiasmo y dedicación se dedicó a consolidar y extender la Asociación por todo el territorio nacional.

A lo largo de estos 39 años de existencia el Teléfono de la Esperanza se ha convertido en una entidad puntera de voluntariado social, con un voluntariado abundante, selecto, con un alto nivel de formación y compromiso, y abierto a afrontar también los nuevos retos que presenta el siglo XXI.

En la actualidad, el Teléfono de la Esperanza mantiene un alto ritmo de crecimiento, intensiva y extensivamente, y cuenta con sedes tanto en España como en otros países, fundamentalmente de Suramérica. La Sede social y los Servicios centrales de la Asociación están radicados en Madrid (C/ Francos Rodríguez, nº 51, chalé 25). La asociación tiene 24 Centros en las siguientes ciudades españolas: Albacete, Alicante, Almería, Badajoz, Cáceres, Castellón, Granada, Huelva, Las Palmas, León, Logroño, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Pamplona, Salamanca, Santiago de Compostela, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid y Zaragoza. Además, ya ha comenzado la formación de colaboradores en Vigo, Córdoba, A Coruña, Jaén y Santander.

Dossier de Conmemoración del 40 Aniversario.


Documentos relacionadosHaga click sobre las documentos para ampliar

esquina cuadroesquina cuadro
Acceso al área privada Logotipo de sanidad y política social Excelencia Logotipo Xsolidaria Logotipo Fundación Obra
															Social - La Caixa Diseño y desarrollo web O2W eSolutions